Закрыть ... [X]
Закрыть ... [X]

 Archivo / VANGUARDIA LIBERAL Santander perdió el liderazgo como el departamento de mayor producción de piña en Colombia, al ser superado en áreas por Valle del Cauca, Risaralda y Antioquia.

construccion (Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)

Con los precios actuales en el mercado de la piña perolera, uno de los cultivos insignias de Santander, los campesinos están trabajando a pérdida.

No les da ni para cubrir los costos de producción, luego de 20 meses (1,5 años) de ardua labor y fuerte inversión.

Esa situación la padecen un significativo número de productores de Lebrija, Santander, desde hace aproximadamente un mes cuando comenzaron a recoger la cosecha y se enfrentaron a una fuerte caída de precios.

Muestra de lo anterior se evidencia en el informe de mercado del 1 de abril de 2018 de Centroabastos, donde el guacal de 30 kilos de piña perolera se vendió a.000. Lo anterior significa que el kilo se tasó a 0; es decir, la libra a 0. Días atrás, se tasó a.000 el guacal.

Con relación a los anteriores mercados, la perolera tuvo una variación negativa de 6,25%, al perder.000 por guacal, tendencia que mantuvo por varios días.

De acuerdo con Antonio Suárez, un campesino que lleva 50 años sembrando piña en la zona de Lebrija, cuando la vende a granel le pagan a mil el bulto y si es en guacal en el corte no llega a.000.

“Una piña, de la gruesa, que salen aproximadamente de 3 kilos, se vende entre.000 y.200”, agregó. Lo anterior significa que el kilo de perolera al campesino se le paga, en promedio, a 6.

Frente a los costos, dijo que “éstos son muy altos pues a una hectárea que se le siembren 30 mil matas hay que invertirle cerca de millones (mediana tecnología) hasta llevarla a corte”.

Lea también: Agricultura protegida con hortalizas, una alternativa

“De las 30 mil matas una gran cantidad son pipos (piñas pequeñas de bajo valor), otra parte no llega al mercado y un buen porcentaje se daña en el cultivo. Nunca salen las 30 mil de buen tamaño. No tenemos demanda y hay una alta competencia con la variedad gol (conocida como oro miel)”, sostuvo.

Don Antonio dice que son fenómenos que no entiende, pues cuando hay buen precio no se tiene cosecha, y cuando la recolección es buena, las cotizaciones del mercado no ayudan.

“Seguimos sembrando por una sola razón: nosotros en el campo no aprendimos a hacer otra cosa, así sea sembrar para perder”, sentenció.

Por las nubes

Para Julián Herrera Stella, miembro de una familiar agrícola y sembradora de piña, los altos costos de producción y la comercialización son los dos escollos que afrontan los sembradores de esa fruta.

Vea también: 

Para sembrar una hectárea con toda la técnica, hay que hacer una inversión de millones por hectárea para 40 mil matas. No se incluye el precio de la semilla que tiene un valor cercano a los millones por hectárea.

“La mano de obra es muy escasa y costosa; y los fertilizantes, abonos e insumos son incomparables”, agregó.

Además, Herrera Stella dijo que se tienen graves problemas de comercialización. Los campesinos dicen que la reina de la piña se llama intermediación.





ШОКИРУЮЩИЕ НОВОСТИ



Related News


Fotos de gatos drogados
Como descargar las fotos del iphone al pc
Fotos de navios de luxo
Quiero ver fotos de yeni rivera
Fotos del jefe de jefes
Fotos de pescados en el mar
Fotos de chicas universitarias